Bitácora de la investigación en San Gregorio, Xochimilco Club de Socias y Cerebro México.  Reflexiones: la pobreza y el manejo emocional

diciembre 15, 2018 By Caro Salinas

Bitácora de la investigación en San Gregorio, Xochimilco Club de Socias y Cerebro México. Reflexiones: la pobreza y el manejo emocional

La anécdota:

Empezamos a trabajar en San Gregorio, Xochimilco cuando conocimos a Ever. Ever había sido uno de los héroes del temblor del 2017. Gracias a su dedicación a ayudar, una ONG, “UN Hábitat”, le ofreció trabajo como “coach” para restablecer el tejido social en San Gregorio, área que fue muy afectada por el terremoto. Cuando llegamos ahí, Ever había hecho una gran labor y tenía mucha aceptación de los vecinos. Así conocí a Lupita con quien empezamos la investigación sobre movilidad social. Tuvimos ella y yo muy buen rapport, durante las entrevistas me comentó sobre la posibilidad de poner un negocio. Así fue como empezamos a platicar de “Socias”.

Antes de eso, ella apoyaba a Ever en sus reuniones y Ever le había empezado a enseñar como ser coaching emocional. La idea que Ever tenía era la de que una vez terminado su entrenamiento, ella misma pudiera ayudar a los demás y poner un pequeño centro en San Gregorio. Cuando yo empecé a trabajar con ella, al poco tiempo Ever me dijo que ya no planeaba seguir apoyándose en ella, que “se había rendido con ella”. Lo que me dijo Ever es que Lupita ponía toda su atención en sus problemas emocionales y no podía dedicarle tiempo a nada más. En esas condiciones, ella no podía comprometerse ya que nunca cumplía con sus compromisos por diferentes pretextos.

https://www.facebook.com/Caro-Salinas-PhotographyLab-1000743050008553/
https://www.facebook.com/Caro-Salinas-PhotographyLab-1000743050008553/

Ella y yo empezamos muy bien. Cuando la entrevisté, me reflejé mucho en su vida. Una vida de muchas tragedias. La idea que ella tenía para hacer un negocio juntas era muy buena; Hacer regalos  para los vecinos de San Gregorio. Una de las cosas que aprendimos trabajando en esa zona, es que una de las máximas prioridades para los vecinos son las fiestas: la de los santos, las de la temporada, los decesos, los nacimientos, los cumpleaños… Gastan una gran parte de su presupuesto en fiestas. El negocio de regalos, parecía una muy buena forma de empezar. Era brillante. Desde mi perspectiva solucionaba muchas cosas, entre ellas varios de los obstáculos con los que nos enfrentamos con la Barbería del Barrio. Esa barbería la abrimos con Vero en San Bernabé un año antes. Entre nuestros aprendizajes, haber invertido en un negocio con un local que paga una renta de 3,000 pesos al mes nos comía toda la ganancia, por lo que este negocio, con ventas por catálogo era ideal. Podríamos también sumar canales de venta como la página de Cerebro, punto de venta como la misma Barbería, etc .Era genial.

Todo iba muy bien hasta que Lupita primero se peleó con su cuñada. No parecía algo grave, pero entendí su poca disponibilidad. Seguimos adelante. Luego, la gente de su trabajo hablaba mal de ella. Tampoco parecía grave, pero ella vivía todo como un gran drama. Luego dejó de contestarme el teléfono. Lupita, empezó a cancelar en repetidas ocasiones. Siempre tenía un tema emocional, que no parecía grave, que le impedía comprometerse.

El modelo de Club de Socias es el siguiente: primero, el compromiso es que la nueva socia ayude a dos mujeres más que serán sus socias, ella a su vez se convierte en su mentora. El trato con Lupita era que Vero (con quien abrimos la barbería) sería su mentora.  La mentoría sería por google hangouts una vez a la semana entre ellas dos y yo les daría las clases cada 15 días. La idea de hacer video llamada surgió como aprendizaje con Vero en la Barbería ya que los traslados son muy complicados en la CDMX,tanto por el costo en tiempo como el costo económico.

Nuestro aprendizaje:

Ever, quien estuvo trabajando meses en la comunidad, describe este patrón como activo en toda la comunidad. El patrón del drama que no les permite hacer nada productivo.

Esto no es algo que solo haya yo observado en San Gregorio. En San Bernabé, con Vero pasaba algo similar. Vero me cancelaba clases constantemente por problemas familiares; con Sadhen (su hija), con su tío. También lo vimos con Fanny, que es una jóven que se “arrejuntó” con su novio de la prepa, seguido pelean y ella nunca pudo llegar a las clases por problemas con él.

Cuando le comenté a Victor, mi socio en la investigación, y un erudito en estudio de programas para bienestar social, me dijo que la causa no es que exista una relación entre mal manejo emocional y perpetuación de la pobreza. Me contestó, seguro con los resultados que arrojan los indicadores, que la causa es que “no es que la gente maneje mal sus emociones, sino que la pobreza te impide tomar decisiones de largo plazo por solucionar las de corto y que además el estrés afecta el proceso de toma de decisiones”. Tengo mis dudas al respecto.

La premisa: El manejo emocional como impedimento del desarrollo personal y por ende social

La tesis: La facilitación de acceso a psicólogos y/o a programas de manejo personal como política local.

Posibles estrategias para incidencia:

  • Generar memoria social de casos de éxito personales que alienten a priorizar el trabajo sobre a las crisis familiares, personales.
  • Generar una visión en la mujeres como “La mujer empresaria”.

Investigando literatura acerca de la relación entre pobreza y manejo emocional, encuentro algo de literatura en torno a la “vergüenza de ser pobre”, a la

Enríquez, R. y López, O. (coords). Las emociones como dispositivos para la comprehensión del mundo social. Vol. I. Colección Emociones e Interdisciplina.

Enríquez, R. “Reciprocidades de largo aliento en el cuidado: La implicación de las emociones en la construcción del bienestar social”. En: Enríquez, R. y López, O. Las emociones como dispositivos para la comprehensión del mundo social. Vol. I. Colección Emociones e Interdisciplina.

Seguimos investigando

Seguimos investigando

https://deso.iteso.mx/web/general/detalle?group_id=1618772

https://rei.iteso.mx/bitstream/handle/11117/418/El%20crisol%20de%20la%20pobreza.pdf?sequence=2

Seguimos investigando